Cuando estalló el incendio en abril del año pasado, ya había trabajo en progreso en el techo de la catedral, con una gran estructura de andamios alrededor de la torre, informa el corresponsal de la BBC en París, Hugh Schofield.
Trabajos en la cima de la Catedral de Notre-Dame, en París, Francia, 08 de junio de 2020Copyright de la imagenEPA
Si bien la aguja no sobrevivió, se estrelló a la altura de la conflagración, el andamiaje sí. De hecho, en el intenso calor, gran parte se derritió y se adhirió al edificio, como un gran parásito metálico.
Trabajos en la cima de la Catedral de Notre-Dame, en París, Francia, 08 de junio de 2020Copyright de la imagenREUTERS
Ahora comienza la operación extremadamente delicada de cortar este metal, las 20 toneladas. El andamio dañado ha sido rodeado con aún más andamios, y se ha traído una grúa enorme.
Trabajos en la cima de la Catedral de Notre-Dame, en París, Francia, 08 de junio de 2020Copyright de la imagenEPA
Los equipos que cuelgan de cuerdas de 40 a 50 metros (130-164 pies) en el aire utilizarán sierras eléctricas para cortar el material incrustado pieza por pieza.
El edificio aún no está completamente fuera de peligro y solo cuando esta operación finalice dentro de tres o cuatro meses pueden comenzar a pensar en la respuesta real al desastre: la reconstrucción y quizás el rediseño.
Trabajos en la cima de la Catedral de Notre-Dame, en París, Francia, 08 de junio de 2020Copyright de la imagenAFP
Trabajos en la cima de la Catedral de Notre-Dame, en París, Francia, 08 de junio de 2020Copyright de la imagenEPA
Fotos: EPA