El sindicato Acaip-UGT ha informado hoy de una reyerta en la prisión Jaén II, que se ha saldado con cuatro internos aislados, uno herido, que ha necesitado tres grapas en la cabeza, y varios funcionarios con contusiones a causa de patadas y golpes. El sindicato asegura, en un comunicado, que van a solicitar a la Dirección del Centro Penitenciario de Jaén una reunión extraordinaria de la Junta de Tratamiento y que los internos involucrados sean propuestos en art. 75.1 para su pase al primer grado penitenciario atendiendo a la gravedad de la situación que han protagonizado tanto para los funcionarios de vigilancia como del resto de internos del departamento.

La reyerta se ha producido en el departamento 6 de la prisión Jaén II, sobre las 19,30 horas y tras el reparto de la cena, cuando internos del departamento empezaron a enfrentarse y a recriminar a otros internos de origen almeriense que dejaran de extorsionar a otros internos del módulo. En el patio, varios internos del departamento se enfrentaron a dos internos almeriense cogiendo palos de escoba y partiéndolos por la mitad utilizándolos como "pinchos" para defenderse.

Violenta pelea
Dos funcionarios intentaron intermediar y frenar un posible enfrentamiento, pero los internos almerienses incitaron al resto del módulo a que los ataquen, incluso amenazaron a los funcionarios con clavarles los palos. "En ese momento se inicia una batalla campal donde los internos del módulo acorralaron a los internos almerienses y se inicia una pelea con palos, puñetazos, patadas", según el mismo comunicado.

En medio de esta situación los funcionarios intentaron parar la agresión y se vieron envueltos en golpes y patadas, resultando contusionados, hasta que lograron separar e inmovilizar a los dos internos que fueron aislados inmediatamente. A los cinco minutos se inició de nuevo otra pelea "entre otros dos internos de la cuerda de los internos almerienses con el resto de la población reclusa del departamento teniendo que intervenir de nuevo los funcionarios entre golpes y empujones, logrando inmovilizar a estos dos internos y ser aislados".

Según el sindicato, la situación del módulo 6 ha empeorado considerablemente desde la llegada hace cuatro o cinco meses de internos almerienses procedentes del "Acebuche" donde "han estado siempre rozando los límites de convivencia del departamento hasta que el hartazgo del resto de la población reclusa del departamento ha estallado".

Les acusan de presionar y extorsionar a otros internos del departamento para conseguir artículos de economato y dinero, llegando incluso a amenazas y agresiones físicas. Como resultado de la contienda, han sido aislados cuatro internos algunos de ellos con hematomas y uno de ellos con 3 grapas de aproximación en la cabeza, mientras que algunos de los funcionarios han sufrido patadas, empujones y algún que otro golpe.

"Hasta ahora la situación en el centro penitenciario de Jaén durante el estado de alarma por el COVID 19, había sido de relativa normalidad a excepción de algunos incidentes leves pero esta situación tan grave no puede pasarse por alto, mas y cuando la integridad física de los funcionarios ha estado en juego de manera manifiesta", aseguran desde el sindicato