El Consejo de Ministros ha aprobado un crédito extraordinariora de 14.002 millones de euros a la Seguridad Social para hacer frente a las necesidades que ha generado la pandemia del coronavirus.
Así lo ha anunciado la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, quien ha dicho que ha sido necesario este crédito para pagar prestaciones como las del cese de actividad de los autónomos o las bajas laborales por motivos de aislamiento.

Además, el Ejecutivo también ha contemplado la concesión de un préstamo máximo de 16.500 millones con el objetivo de lograr una cobertura adecuada a las obligaciones de la Seguridad Social.
El pasado 14 de abril, el Consejo de Ministros ya aprobó un préstamo de 13.830 millones de euros a la Tesorería General de la Seguridad Social para garantizar el pago de las pensiones.

Amplía a cuatro meses el plazo para aplazar impuestos sin intereses

Por otra parte, el Gobierno ha ampliado a cuatro meses (un mes más) el plazo para ingresar impuestos por los contribuyentes sin intereses de demora en los aplazamiento tributarios motivados por el impacto de la Covid-19, según el nuevo real decreto con medidas urgentes en materia económica aprobado este martes por el Consejo de Ministros.
Así lo ha trasladado la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que ha indicado que se trata de un decreto que prorroga algunas normas ya aprobadas, como la ampliación del aplazamiento de impuestos sin intereses, y que adopta medidas "transversales" en cinco ámbitos económicos diferentes.
En cuanto al aplazamiento fiscal, Montero recordó que el Gobierno ya aprobó el aplazamiento de impuestos de hasta 30.000 euros para pymes y autónomos durante seis meses, los tres primeros sin pago de intereses, que ahora se amplían a cuatro. "Se trata de una medida de alivio importante", indicó la ministra.
Asimismo, apuntó que hasta el día de ayer se habían presentado 1.016.688 solicitudes de aplazamiento de impuestos, que han beneficiado a 638.652 autónomos y pymes, por un importe conjunto que supera los 3.031 millones de euros.
En materia fiscal, junto con la ampliación a cuatro meses del plazo para pagar impuestos sin intereses, el decreto contempla también distintas aclaraciones sobre la presentación del Impuesto sobre Sociedades, de tal manera que las sociedades que no hayan podido aprobar sus cuentas anuales antes de acabar el plazo como consecuencia del Covid-19, lo puedan presentar con las cuentas anuales disponibles en ese momento.