El pasado 31 de marzo, el presidente de VOX, Santiago Abascal, presentó el Programa Protejamos España, un plan de diez medidas sanitarias y económicas para defender la vida y el empleo de los españoles ante la crisis del coronavirus. Santiago Abascal, anunció la retirada del apoyo de VOX al ejecutivo y propuso que estas medidas urgentes sean llevadas a cabo por un nuevo Gobierno de Concentración y Emergencia Nacional que sustituya al de Pedro Sánchez, cuya gestión “es nociva para la salud de los españoles, trae la ruina económica y amenaza gravemente la libertad”.

El presidente de VOX presentó estas diez medidas junto al vicepresidente de Acción Política, Jorge Buxadé, el portavoz de VOX en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, y el diputado nacional y experto en sanidad, Juan Luis Steegmann.

El anuncio se produjo el mismo día que el gobierno de Sánchez e Iglesias cobraba a miles de autónomos la cuota mensual, mientras que destinaba 15 millones de euros para rescatar a los grandes medios de comunicación, comprando así el silencio de las televisiones ante sus negligencias y logrando que oculten propuestas alternativas como la anunciada por Santiago Abascal.

El vicepresidente primero de VOX, Jorge Buxadé, desgranó una a una las negligencias y mentiras del gobierno de Sánchez e Iglesias y explicó las características que tendría el nuevo gobierno, al que VOX apoyaría y que implementaría las medidas del Programa Protejamos España.

“España afronta esta crisis sin precedentes con un gobierno paralizado, dividido y desleal, que cuesta vidas de españoles”, afirmó Jorge Buxadé, que señaló la traición del vicepresidente, Pablo Iglesias, por aprovechar la crisis para promover el ataque a la Corona, blindarse en el control del CNI y apropiarse de las medidas sociales del gobierno ante un presidente “paralizado por el miedo”. También recordó que la prioridad del gobierno actual no es salvar vidas, sino “salvarse a sí mismo a costa de los españoles”. Un gobierno, añadió, centrado en complacer a sus socios separatistas y pro-etarras “que no ha sido capaz ni siquiera de cerrar las fronteras”, como VOX pidió ya en febrero.

Así, Buxadé desarrolló la propuesta de un nuevo Gobierno de Concentración y Emergencia Nacional, que estaría apoyado por los tres principales partidos del Congreso, por lo que gozaría de una abrumadora mayoría para aplicar medidas de protección a los españoles. VOX propone que este ejecutivo esté compuesto por sólo cuatro ministerios: Sanidad, Economía, Interior y Defensa, liderados por técnicos que no tengan la vista puesta en las futuras elecciones y “que no prioricen la ideología ni los planes totalitarios”, sino que tengan la misión exclusiva de salvar vidas y empleos.

Este gobierno aplicaría las diez propuestas sanitarias y económicas del Programa Protejamos España. El primer paquete implicaría medidas urgentes para garantizar la cobertura sanitaria a todos los españoles infectados por el COVID-19 y la protección de todos los profesionales que continúan trabajando en contacto directo con el virus.

En este sentido, el diputado Steegmann, explicó la propuesta de VOX de implementar un gran Plan de Emergencia Nacional Sanitaria que asegure la protección adecuada de profesionales sanitarios, Fuerzas de Seguridad, Fuerzas Armadas, funcionarios de prisiones o científicos. Además, VOX propone un Plan de Emergencia de Producción Nacional que, ante la incapacidad del gobierno actual de adquirir material sanitario, tests diagnósticos o respiradores, se centre en la prioridad máxima de fabricar o adquirir a cualquier precio este material.

Estos planes incluirían también medidas como la potenciación de las UCI, la creación de hospitales monográficos que garanticen el aislamiento de los infectados por coronavirus y un aumento de la financiación a proyectos de investigación para encontrar cuanto antes una vacuna, que incluiría el aumento del 20% de los salarios del personal sanitario que lucha cada día en la primera línea contra el virus.

El portavoz de VOX en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa, explicó el segundo pilar del Programa Protejamos España que llevaría a cabo este nuevo gobierno de concentración: las medidas económicas urgentes que garanticen la supervivencia del tejido industrial español.

“Durante décadas, los españoles han trabajado para mantener al Estado. En esta situación crítica, le toca al Estado trabajar para mantener a los españoles”. Así introducía Iván Espinosa la principal medida económica de este programa: que el Estado pague la totalidad de los sueldos de aquellos trabajadores y autónomos a los que se les ha prohibido trabajar durante el Estado de Alarma.

El coste de esta medida, planteada con el objetivo de que ningún español que trabajara antes de la crisis se quede sin cobrar un sueldo por las prohibiciones introducidas por el gobierno y que duraría tres meses, se ha calculado en unos 80.000 millones de euros. El portavoz de VOX, consciente de la magnitud de esta inversión, propuso financiarla con la emisión de bonos de deuda europeos o trasladando parte de los 100.000 millones que Sánchez ha destinado a la lucha contra el cambio climático.

Espinosa recordó que VOX sigue exigiendo otras medidas económicas como la suspensión de la cuota de autónomos, eliminar los impuestos energéticos en luz, agua y gas, o eliminar las subvenciones a partidos políticos, sindicatos y patronales. “Necesitamos un nuevo gobierno, de personas que conozcan el funcionamiento real de la economía, y tengan como prioridad la supervivencia del tejido productivo español y el mantenimiento del empleo”, sentenció.

Más info: https://www.voxespana.es/programa-protejamos-espana