La secretaria general del grupo parlamentario de VOX, Macarena Olona, ha comparecido en rueda de prensa tras la junta de portavoces del Congreso.
La diputada alicantina ha querido resaltar que su formación política ha sido la única en denunciar la suspensión de la actividad de la cámara y su puesta al servicio del Gobierno. Olona explicó, además, cómo el resto de los partidos aprovecharon la ausencia (por cuarentena) de su partido en la junta de portavoces del 12 de marzo para acordar la suspensión de toda la actividad del Congreso durante 15 días. La secretaria general del grupo parlamentario de VOX recordó, además, que su partido presentó un recurso ante la mesa para evitar esta suspensión de la actividad del órgano depositario de la soberanía nacional.
En el momento excepcional que estamos viviendo, cuando el Ejecutivo concentra un gran número de poderes es indispensable, a juicio de la diputada, que el Congreso funcione como el órgano de control del Gobierno previsto en nuestra constitución.
Sin embargo, la sumisión del parlamento al Congreso, a través de las iniciativas tomadas por su presidenta (Meritxell Batet) y apoyadas por todos los partidos salvo VOX explicaría, entre otras cosas, que sólo se haya abierto el Pleno de este órgano para tramitar la convalidación de los reales decretos-ley elaborados por el Gobierno o que sólo haya funcionado la Comisión de Sanidad para que compareciera el ministro Illa.
A ello Olona añadió que los diputados de la formación han presentado alrededor de 1.300 preguntas escritas a un Gobierno que, gracias a esta connivencia de la Mesa y a la sumisión establecida por la presidenta Batet, no ha tenido la obligación de responderlas.
Tras ello la diputada de VOX ha anunciado que, a partir del lunes 13 de abril, se ha levantado dicha suspensión y el Congreso volverá a reanudar su funcionamiento. Esta concesión, arrancada por la labor de oposición desarrollada por VOX, ha conllevado que, desde el resto de los grupos parlamentarios se les haya pedido que retiraran el recurso que el partido presentó ante el Tribunal Constitucional a lo que Olona ha contestado de manera negativa.
La propuesta que sí que ha apoyado la formación verde ha sido la de la presidenta Batet de donar el “remanente” del presupuesto del Congreso del año anterior a la cuenta del Estado para la lucha contra la COVID-19. Además, desde VOX y, amparados por el informe de los servicios jurídicos de la cámara, se ha propuesto que se añadan a esta donación la de las dietas por desplazamiento que perciben los diputados y las subvenciones de marzo y abril que recibiría cada grupo parlamentario (a lo que, según Olona, se habrían negado el resto de las formaciones).
Respecto a los problemas que pudiera generar la reapertura del Congreso la diputada alicantina ha explicado que, tanto desde VOX como desde el resto de las formaciones a excepción del Partido Popular, se mantiene vigente el compromiso de asistencia de un 10% de los diputados de cada grupo a los plenos y las comisiones con lo que se garantizaría, de esta forma, el respeto a los protocolos sanitarios establecidos. Además, Olona ha afirmado que su partido se asegura de que todos los diputados que asistan hayan certificado su negativo en las pruebas del virus.
Finalmente, Macarena Olona ha querido concluir con un mensaje de esperanza dirigido a los españoles, independientemente de su ideología política, recordándoles que “los 52 diputados de VOX no cejarán en su empeño de mantener en pie el Estado de Derecho y la democracia española, atacada por un Gobierno totalitario que entiende que se ha producido un cambio de régimen y al que le sobran la oposición, los derechos fundamentales, los medios de comunicación no subvencionados y, en definitiva, todo lo que no son ellos mismos”.
Fuente: VOX