El bloqueo de los comercios tras el Estado de Alarma en España ha provocado que muchas empresas se vieran forzadas al cierre para proteger la seguridad de la población. Un hecho que ha provocado numerosos expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) en diferentes empresas. En Inditex descartan despidos pues aseguran que "preservar todo el empleo es el objetivo prioritario de la compañía", pero sí han pensado en un ERTE. Van a estudiar todas las herramientas que el Gobierno puso a disposición de las empresas.
Con más de 7.000 tiendas (entre Zara, Pull & Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Zara Home y Uterqüe) repartidas por todo el mundo y más de 174.000 empleados, el grupo fundado por Amancio Ortega quiere que todo siga igual mientras dure esta etapa de confinamiento.
Ayuda a la sanidad con donación y producción de material

Igualmente, en el comunicado de prensa señalan que han puesto a disposición del Gobierno toda su capacidad logística, de aprovisionamiento y gestión comercial para atender las necesidades de urgencia, tanto de material sanitario como textil.
Por ello, el grupo que preside Pablo Isla ya ha donado 10.000 mascarillas y para final final de semana se espera que la cifra ascienda a 300.000. Realizarán al menos un envío semanal del material que adquieran directamente. Siguiendo con la ayuda, Inditex dará apoyo logístico para transportar desde China las compras que el Gobierno haga: mascarillas, guantes, protectores faciales, gafas...

Nuevas líneas de producción

Pero la ayuda de Inditex a combatir el coronavirus no se queda ahí, sino que también estudian la posibilidad de destinar parte de su capacidad "a la producción de material textil sanitario. En ese sentido, se ha identificado la posibilidad de fabricación de batas protectoras para España". Para ello, indican, sería necesario realizar "ajustes sanitarios y confirmar la disponibilidad de materia prima".

publicidad