El Govern considera insuficiente la llamada que el presidente catalán, Quim Torra, espera recibir la próxima semana por parte del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. Una llamada que se enmarca dentro de la ronda de contactos telefónicos con los 17 presidentes autonómicos que el socialista anunció tras ser propuesto por el rey como candidato a la investidura. Para la Torra, que ha denunciado en los últimos meses que Sánchez no le coge el teléfono, lo que hace falta es "respeto institucional" y "bilateralidad Cataluña-España".

"El conflicto político que hay entre Cataluña y el Estado español debe resolverse desde la política, no con una llamada más dentro de una ronda de contactos con el resto de las comunidades autónomas", ha afirmado ante los medios la consellera de Presidencia de la Generalitat, Meritxell Budó.

Fuentes del Govern a TVE exigen el "reconocimiento de los sujetos políticos y una propuesta democrática para dar salida a la autodeterminación y el final de la represión". Las mismas fuentes han pedido a los dirigentes políticos estar "a la altura del momento político" y encarar el "conflicto" con "valentía y coraje", no con "gestos vacíos y estériles".

Sánchez llamará a Torra después de a Urkullu.

Budó ha añadido sin embargo que sería un "gesto" que la primera llamada de Sánchez fuera al presidente Quim Torra. En declaraciones a los medios desde el Consejo Europeo, Sánchez ha respondido que el orden es el "marcado por el protocolo", es decir, "en base a la antigüedad que tienen los estatutos autonómicos", por lo que el primero en recibir la llamada será el lehendakari Íñigo Urkullu y Torra irá en segundo lugar.  En cualquier caso, las llamadas serán después de las reuniones que tiene previsto Sánchez con Pablo Casado (PP) e Inés Arrimadas (Cs) el próximo lunes.

Sánchez, a quien algunas voces políticas han acusado de enmascarar la llamada a Torra con el resto de presidentes políticos, ha asegurado que quiere hablar con todos ellos para trasladarles la "urgencia" de que haya un gobierno para hacer frente a cuestiones como la financiación autonómica, la sanidad,y otros asuntos "esenciales del día a día también de los catalanes".

Antes, la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha advertido: "Haríamos todos bien en aprovechar estas oportunidades, que son bastante importantes si miramos cómo funciona nuestro sistema político". Ha destacado que es una "obligación" del Gobierno hablar con todos los presidentes autonómicos y pide abandonar "intereses partidistas" en un "diálogo leal y respetuoso con de las instituciones que representan los gobiernos autonómicos y el Gobierno de España".

Para todos los públicosCalvo pide a la Generalitat "aprovechar la oportunidad" de la llamada de Sánchez a Torra.
Calvo pide a la Generalitat "aprovechar la oportunidad" de la llamada de Sánchez a Torra
ERC había pedido a Sánchez llamar a Torra como "gesto".

En declaraciones a Nació Digital, la portavoz y secretaria general adjunta de ERC, Marta Vilalta, ha asegurado este jueves que la llamada de Sánchez a Torra fue una petición que hicieron los republicanos durante sus negociaciones para la investidura como "gesto" político. 

Desde la semana de protestas en Cataluña tras conocerse la sentencia del ‘procés’ el 14 de octubre, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, se ha venido quejando en varias ocasiones de que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, no le cogía el teléfono. El presidente del Gobierno en funciones no se se reunió con Torra cuando visitó a los policías heridos en los disturbios de Barcelona, como sí hizo con la alcaldesa Ada Colau.

A finales de noviembre, ya tras unas elecciones en las que JxCat subió dos escaños y el independentismo –con la entrada de la CUP- alcanzó un máximo histórico en el Congreso, Torra pidió protagonizar un diálogo directo con Sánchez “de gobierno a gobierno” para encauzar la crisis en Cataluña: “Me tiene que llamar”.

Mientras, el PSOE comenzaba su negociación con ERC sobre una mesa de diálogo en Cataluña con el fin de lograr la necesaria abstención de sus 13 diputados para la investidura.

JxCat presiona a ERC sobre la mesa con Cataluña.

JxCat, socio de Esquerra en el Govern catalán, no contempla que en dicha mesa de negociación no esté Torra y va un paso más allá, exigiendo la presencia de un mediador internacional. También han pedido a ERC "lealtad" para mantener la defensa de la autodeterminación en sus conversaciones.

Entretanto, ambas formaciones continúan evidenciando sus desencuentros en el Parlament cuando la posibilidad de un adelanto electoral en Cataluña se mantiene tras su imposibilidad para aprobar los presupuestos autonómicos. Su última disputa ha sido este miércoles sobre la situación de sus políticos presos.

La formación Torra y del expresidente Carles Puigdemont mantiene su ‘no’ a la investidura, aunque su portavoz en el Congreso, Laura Borrás, destacó el martes tras participar en la ronda de consultas con el rey –a la que no acudió ERC- el “avance” que supone que el PSOE reconozca que hay un “conflicto político” en Cataluña.

Un conflicto, ha afirmado este jueves el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, para el que los socialistas y ERC están tratando de establecer los “instrumentos” con los que encauzarlo. Se ha referido así a la última reunión del PSOE con los republicanos el pasado martes en Barcelona, en la que constataron "avances" desde un "reconocimiento institucional mutuo".

Para todos los públicosÁbalos (PSOE) afirma que el "instrumento" para dialogar con Cataluña será dentro de la legalidadreproducir video08.46 min
Ábalos (PSOE) afirma que el "instrumento" para dialogar con Cataluña será dentro de la legalidad
Precisamente el pasado martes estaba previsto que JxCat presentara una nueva moción en el Parlament para reivindicar la autodeterminación, otro desafío más al Tribunal Constitucional, que ha tumbado varias de estas resoluciones. Borrás explicó que el motivo era que ERC, su socio en el Govern, así se lo había pedido para facilitar las negociaciones, por lo que aplazaban dicha moción al viernes.

Es cierto también que el Gobierno en funciones no ha impugnado al Tribunal Constitucional la última resolución que aprobó el 26 de noviembre del Parlament en respuesta a la sentencia del ‘procés’, contra la monarquía y sobre la autodeterminación, como sí ha hecho con otras anteriores.

Aún así, el PSOE, que esperaba lograba llegar a un acuerdo con ERC pronto para una investidura la próxima semana, ve frustradas sus esperanzas ante una negociación que se prevé más lenta y para la que los republicanos no tienen prisa. Una negociación que ya han criticado dos de sus presidentes autonómicos, Emiliano García-Page y Javier Lambán.


Tu anuncio aquí por sólo 1 €