Once tumbas con restos de niños y varios objetos antiguos fueron hallados en el complejo arqueológico de Huaca Santa Rosa de Pucalá, en Perú. Se cree que pertenecen a las culturas precolombinas de Moche y Lambayeque.

Algunos de los niños tienen cráneos marcados y esqueletos que les falta el pie. Se trata de 32 esqueletos en total que, de acuerdo con los científicos, pertenecen a las culturas Moche y Lambayeque en totalidad. De las 32 tumbas, 23 datan de los tiempos de declive de la cultura Moche y de la ascensión de la cultura Lambayeque.

Es posible que los pequeños huesos de los pies se usaran para producir medallones para los miembros sobrevivientes de la familia del niño. Los investigadores del sitio también desenterraron 60 urnas grandes cubiertas con mantas que contenían los restos de alpacas, llamas y conejillos de indias.
La cultura Moche se desarrolló entre los años 100 y 700 d.C. La cultura Lambayeque habitó lo que hoy es la costa norte del Perú entre los años 750 y 1375 d.C.

"Hemos encontrado dos tumbas importantes aquí. Una de ellas tiene un cetro de metal, probablemente de cobre, además de algunos objetos de hueso y cerámica y otras ofrendas y apenas estamos comenzando a excavar", afirmó el director del proyecto arqueológico, Edgar Bracamonte.
Asimismo, agregó que los cuerpos estaban en una cámara de adobe, lo que demuestra claramente que estos restos pertenecían a la élite de la sociedad.