Carissa Moore consigue su cuarto título en la World Surf League y a sus 27 años entra en el club en el que solo están Lisa Andersen (USA), Wendy Botha (ZAF), Freida Zamba (USA), Layne Beachley (AUS) y Stephanie Gilmore (AUS). Además, la de Honolulu se convierte en la surfista hawaiana más laureada de todos los tiempos, superando los tres títulos del mítico Andy Irons y aumentando la distancia con el bicampeón John John Florence.
"Llevo mucho tiempo soñando con este momento", decía Moore tras proclamarse campeona de la WSL, "cada título ha sido distinto y este ha sido sin duda el más difícil porque Caroline y Lakey me han apretado hasta el último momento".
La temporada de la que habla Carissa Moore ha sido un ejemplo de consistencia. De hecho, en ninguno de los 10 eventos ha sido eliminada antes de cuartos de final, consiguiendo la victoria en tres ocasiones (Sudáfrica, Francia y Portugal), dos subcampeonatos, tres terceros y dos quintos. Todo ello le ha valido su cuarto World Title de la WSL.
Uno de los terceros lo ha conseguido en Maui, siendo eliminada por Stephanie Gilmore -a la postre ganadora del evento- en semifinales. Antes, la australiana siete veces campeona del mundo había convertido a la hawaiana en campeona del mundo al derrotar a la única oponente que quedaba en liza, Caroline Marks.
Carissa MooreLa cuatro veces campeona del mundo de la WSL, Carissa Moore, surfeando una ola en el Lululemon Maui Pro de Honolua Bay (Maui, Estados Unidos) (Photo by Cait Miers/WSL via Getty Images). 
Como broche de oro cabe decir que Carissa Moore se ha ganado también una plaza en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, cuando el surf hará su debut olímpico. "Estoy orgullosa de representar a los Estados Unidos en esta cita; y en particular a Hawái", afirmava al respecto.