Foto Reuters/Albert Gea

Es una situación de orden público grave, pero el Estado no está desbordado", señaló Marlaska en una rueda de prensa.
El ministro del Interior se desplazó este 19 de octubre a Barcelona, donde se reunió con el consejero de Interior del Gobierno catalán y aprovechó para visitar en el hospital a varios de los agentes heridos durante los disturbios.
En su comparecencia de prensa desde la capital catalana, Marlaksa culpó de los enfrentamientos de los últimos días a grupos independentistas catalanes y defendió la actuación tanto de la Policía Nacional de España como de los Mossos d"Esquadra (la policía autonómica de Cataluña).
En concreto, Marlaska afirmó que los agentes están actuando con "proporcionalidad" porque "no pueden permanecer impasibles ante el vandalismo indiscriminado en algunas zonas de Cataluña".
Las protestas violentas en Cataluña fracturan a todo el movimiento independentista
Cataluña —y en especial Barcelona— acumula ya cinco días de disturbios consecutivos en los que grupos de manifestantes independentistas quemaron mobiliario público para formar barricadas y se enfrentaron a la policía lanzando piedras, adoquines, material pirotécnico e incluso cócteles molotov.
"Se tratan de grupos independentistas violentos con un alto grado de organización", afirmó Marlaska.
Por su parte, la policía también realizó acciones cuya proporcionalidad está siendo puesta en duda, como las embestidas con furgones para disolver concentraciones o el uso constante de proyectiles de foam (que ya hicieron perder un ojo a un manifestante), además de golpes de porra improcedentes contra civiles no violentos e incluso miembros de la prensa.
Amnistía Internacional manifestó este viernes su preocupación ante la actuación policial en Cataluña y pidió que se garantice el derecho a la protesta.
"Es muy preocupante la forma en que el material antidisturbios está siendo utilizado en el marco de estas protestas", señaló Marie Struthers, directora de Amnistía Internacional para Europa.
Para el Gobierno español, no obstante, la actuación es proporcionada y "para demostrarlo no hay más remitirse a los 101 agentes heridos, algunos muy graves", señaló grande Marlaska.
​El ministro del Interior aprovechó su comparecencia para confirmar que 83 personas fueron detenidas durante la jornada del 18 de octubre en relación a las protestas, lo que ya eleva a más de 300 el número de arrestos desde el 14 de octubre.

publicidad: