La modelo Marta López, pareja de Kiko Matamoros, ya se encuentra en Melilla para representar a Jaén en el certamen de Miss España. 

Mientras tanto, Matamoros continúa ingresado en el hospital, donde se recupera de la intervención a la que se sometió por un tumor en la vejiga. A pesar de estar lejos, la modelo, natural de Granada, asegura estar tranquila por la buena recuperación que está teniendo su novio: “Por suerte estaba bien ya, entonces me he venido tranquila”. 

La granadina lleva un tiempo ensayando clases de pasarela, maquillaje y peluquería y de oratoria. “Espero hacer muchas amigas, aprender mucho y formarme como persona.