El Juzgado de Instrucción número 2 de Palma ha ordenado este sábado por la noche el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza para dos de los cuatro detenidos por la presunta violación a una joven turista en Cala Rajada, en el municipio mallorquín de Capdepera, el pasado jueves.
De acuerdo con información recabada, avanzada la noche del jueves, una joven alemana y su amiga habían entablado conversación con un grupo de compatriotas en un local de copas de la zona turística. Una de ellas, aceptó la invitación de uno de los hombres y le acompañó a la habitación del hotel de él, donde se encontró con otro amigo y ambos, según la denuncia, la habrían forzado a mantener relaciones sexuales.
Tras este episodio de violencia sexual, la mujer abandonó el hotel e interpuso una denuncia por violación. 
Los presuntos violadores fueron identificados a su paso por el control de seguridad del aeropuerto gracias a las fotos que tenía la Guardia Civil.