La nueva joya del ciclismo, el chico precoz, tuvo que mendigar para asistir al Mundial de mountain bike de 2014. El colombiano Egan Bernal, cuando contaba con 17 años, colgó en Facebook un mensaje reclamando ayuda económica porque no podía costearse el traslado desde su Zipaquirá natal hasta Hafjell (Noruega). «Necesito cubrir con unos gastos pues el viaje es muy costoso y acá es donde pido ayuda», decía. Además, con sutileza e inteligencia, apelaba al interés nacional: «Ayúdenme a hacer estas metas en realidad y así hacer que nuestro país sea cada vez más conocido por cosas buenas como estas».
Y es que el nuevo monarca del Tour de Francia no sólo es un portento físico, sino también un chaval con la cabeza muy bien amueblada. Un hijo de familia humilde. A los ocho años ni siquiera disponía de un casco para competir en las carreras de prebenjamines. Un amigo de su padre se lo compró y así logró su primera victoria. Luego vinieron una larga ristra de títulos en categorías inferiores de mountain bike. Hasta que obtuvo plaza para el Mundial de Noruega, en verano de 2014. Gracias al auxilio de los aficionados pudo trasladarse al país escandinavo, donde consiguió una medalla de plata. Luego obtuvo un bronce en el Campeonato Panamericano de Brasil. En marzo de 2015 se coronó campeón panamericano júnior en Cota, Colombia... En 2016 inició una trayectoria en el ciclismo en ruta que culminó el domingo con el peldaño más alto del podio de los Campos Elíseos.
El triunfo en el Tour le permitirá engordar sus ingresos y seguir creciendo como el chico de oro del ciclismo. El colombiano, que ganó más de 520.000 euros en el último Tour, es una rentable máquina de producir. En 2016 fue contratado por el Androni Giocattoli para cuatro temporadas, pero sólo cumplió la mitad porque el Sky le captó tras abonar alrededor de 300.000 euros. El equipo británico le fichó en 2017 y a finales de 2018 le renovó por cinco años, algo infrecuente en el ciclismo. «Un contrato de cinco años es excepcional en el ciclismo, pero Egan es un talento excepcional. Es la prueba más clara de nuestra confianza en Egan como corredor con potencial para ganar grandes carreras en los próximos años», comentó entonces Dave Brailsford, el máximo responsable de la formación británica, ahora bajo el patrocinio de Ineos.

EL NUEVO SALARIO DE EGAN

El técnico, padrino de WigginsFroome Thomas, conocía bien las condiciones del colombiano y no dudó en ofrecerle una de las nóminas más altas en el ránking del ciclismo. Egan Bernal podría percibir un suelo aproximado de 2,4 millones, cantidad superior a la de Alejandro Valverde, parecido al de Nairo Quintana e inferior a los de Geraint Thomas (3,3 millones), Froome (5,5 millones) o Peter Sagan (6 millones, el líder en la clasificación de mejor pagados).
Bernal es un héroe en Colombia,donde será recibido con rango de jefe de Estado. Ocupó lugar estelar en todos los informativos. Fabio Rodríguez, ex ciclista y descubridor del 'Joven Maravilla' destaca su sagacidad: «Que haya ganado el Tour sin vencer en ninguna etapa demuestra lo bien que sabe leer las carreras y tomar decisiones en momentos clave. Dosificó las energías y exploto el jueves y el viernes para subir en la clasificación general». También advierte de la relevancia que tiene haber formado en la modalidad de la bicicleta de montaña: «Los cambios de ritmo que da el ciclomontañismo no los das la ruta, además proporciona una técnica especial en el control de la bicicleta, como demostró cuando derrapó en la contrarreloj de la Vuelta a Suiza. Un corredor de ruta normal se habría caído», dijo a Efe.
Rodríguez también valora la constancia y el espíritu de sacrificio de su ex pupilo: «En los entrenamientos, Egan era muy duro, cuando todos hacían dos horas en medio de barro y lluvia, él hacía el doble. Sabía muy bien lo que quería».

 Anuncia tu empresa aquí por sólo 1 €