Las nadadoras españolas Mireia Belmonte y África Zamorano se han clasificado este viernes, respectivamente, para la final de 800 metros libre y las semifinales de 200 metros espalda del Mundial de natación que se desarrolla en Gwangju (Corea del Sur).
Belmonte terminó séptima en su ronda preliminar, con un tiempo de 8:28.22, a 10.99 de la vencedora de la prueba, la estadounidense Leah Smith (8:17.23).
En segundo lugar quedó la favorita de esta categoría, la también estadounidense Katie Ledecky (8:17.42), recuperada tras darse de baja en otras pruebas. El tercer lugar fue para la australiana Ariarne Titmus (8:19.43).
En la quinta prueba en la que participa la de Badalona, hasta ahora muy lejos de sus mejores marcas, por fin se ha clasificado por derecho propio para una final (la anterior en la que participó fue precisamente por la renuncia de Ledecky a competir en la final de los 1.500.
Belmonte ha estado cerca de su mejor marca de la temporada (8:27.1) y se ha mostrado animada. "Me encontrado bastante bien, mejor que antes de ayer; y creo que puedo nadar un poco más en la final", ha dicho en declaraciones difundidas por la Real Federación Española de Natacion (RFEN).
No pudo clasificarse, sin embargo, la española Jimena Pérez Blanco, que terminó undécima, con un tiempo de 8:32.38, su mejor marca de la temporada y cerca de la de su carrera, pero que ha resultado insuficiente. La final se disputará este sábado [14.58 h. peninsular española].

Zamorano, "a por todas"




En 200 metros espalda, África Zamorano llegó en el lugar decimotercero en la prueba preliminar, con un tiempo de 2:10.50, lo que le permitió pasar a las semifinales, que se disputarán este mismo viernes en la sesión vespertina, y la final está programada para el sábado, el penúltimo día del Mundial.
La nadadora aseguró que con esta prueba había cumplido su primer objetivo. "No he hecho mi mejor marca, pero aun así me ha dado el pase para las semifinales. No pienso en el récord de España, aunque siempre lo tengo en mente, ni en la marca, solo en ir a por todas para poder entrar en final".
La ronda preliminar fue ganada por la estadounidense Regan Smith, de 17 años, que hizo un registro de 2:06.01, seguida de la húngara Katinka Hosszu (2:08.34) y la italiana Margherita Panziera (2:08.51).
El tiempo anotado por la estadounidense es un nuevo récord mundial junior, superando al que ostentaba ella misma.
No tuvo suerte, en cambio, Juan Segura, que no pudo clasificarse para las semifinales de 50 libres, al llegar en el puesto 40º  con un tiempo de 22.64; aunque la prueba en la que el madrileño es especialista es la de 50 espalda, cuyas preliminares se disputarán el sábado.
La victoria en la ronda preliminar de los 50 libres fue, claramente, para el estadounidense Caeleb Dressel, que hizo un tiempo de 21.49.