Un control de carretera de la Guardia Civil a la altura de La Carolina ha permitido decomisar el mayor alijo de droga interceptado en la provincia en lo que va de año: 333,15 gramos de cocaína de gran pureza. Transportaban la mercancía dos vecinos de Úbeda, un hombre y una mujer, en un vehículo de alta gama propiedad de él. Ambos fueron detenidos como presuntos autores de un delito contra la salud pública. El varón, identificado como Diego M. F. y con antecedentes por hechos similares, fue enviado ayer por la autoridad judicial a prisión, donde ha pasado su primera noche de forma preventiva.

La intervención de la Guardia Civil se produjo alrededor de las dos y media de la tarde en la Autovía de Andalucía. Los agentes del Instituto Armado establecieron “un control rutinario” y de identificación de personas a la altura de La Carolina. Le dieron el alto a un turismo, conducido por Diego M. F. y que circulaba en dirección hacia Madrid. 

Al realizarle un cacheo de seguridad, los guardias civiles encontraron tres bultos ocultos en el interior de su pantalón. Eran paquetes que guardaban cada uno más de cien gramos “de una sustancia blanquecina” que resultó ser cocaína. Los primeros indicios apuntan a que se trata de mercancía de gran calidad. El Instituto Armado arrestó a la pareja.

Ayer, ambos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de La Carolina, en funciones de guardia durante esta semana. Su titular decretó el ingreso en prisión preventiva de Diego M. F. a petición de la Fiscalía, después de que el procesado “no diera explicaciones racionales sobre la procedencia de la droga”. Para justificar su decisión, la magistrada argumenta que existe riesgo de fuga y que pueda influir en la declaración de los testigos. Las investigaciones siguen abiertas.