El regreso del Palentino: el bar de Malasaña reabre su barra justo un año después de su cierre

Casto Herrezuelo daba alma a un espacio en el que el encanto de lo obsoleto hacía sucumbir a los más modernos. El Palentino era un bar. Solo eso, la sencillez del concepto llevada a su máxima expresión. Un corto de cerveza, un sandwich mixto o un montado frío, en aquella vajilla mellada y rallada, sabían a «gloria» más por la atmósfera «vintage» que se respiraba –con fragancia a fritanga– que por lo gourmet del asunto. Sea como fuere, ese viejo bar conquistó el corazón del público joven hasta convertirse en una barra en la que convivía el paisanaje castizo del barrio y los «hipster» que lo han hecho suyo.


La muerte de Casto supuso la muerte de El Palentino que cerró hace justo un año, el 15 de marzo de 2018. Nadie, ni siquiera sus actuales propietarios, intentan ocultar que ya nada será igual. De él queda el espacio, reconvertido por completo, y la «esencia». Más que ella, un pretendido homenaje al tabernero en una especie de «elogio de lo cotidiano». La reforma –obligada para cumplir la actual normativa municipal– se ha llevado por delante todos los elementos originales salvo las lámparas.


La cuñada de casto, Loli López, el 50 por ciento del alma –diurna– de El Palentino decidió no continuar sola con el negocio. Ráudo, un fondo de inversión adquirió el local del número 8 de la calle Pez por 1,3 millones de euros. El hostelero Martín Presumido, propietario del restaurante Mamá Chicó, decidió entontes pagar los 10.285 euros mensuales de alquiler para enfrascarse en el proyecto que acaba de ver la luz. Narciso Bermejo, director gastronómico del hotel 7 Islas, es el asesor del proyecto de reapertura de El Palentino.


Los martes y los jueves, a precios antiguos
La reapertura al público será tras el acto de presentación a los medios del nuevo El Palentino, previsto para este jueves a las siete de la tarde. Al acto está invitada Loli y clientes de «toda la vida».


El Palentino conservará el nombre y una tipografía «prácticamente igual» a la del cartel original. Detrás de su barra estarán seis trabajadores para ofrecer comidas y cenas, además de una línea de bebidas diseñada en honor al anterior propietario. En su carta estarán algunos productos que lo hicieron famoso, como su pepito de ternera. Los precios serán superiores excepto los martes y los jueves por la tarde, cuando se recuperarán los importes antiguos.



Fuente: https://www.abc.es/espana/madrid/abci-regreso-palentino-malasana-reabre-barra-justo-despues-cierre-201903141913_noticia.html

Comentarios

Comentar artículo